Refugiados del cambio climático, el lado más débil

Los refugiados del cambio climático

La vinculación entre cambio climático e inmigración es enorme y dramática. Los efectos más directos del cambio climático hacen referencia a emisiones, polución, tasas, informes, efecto invernadero, simulaciones, modelos, etc., pero al final todo se resume en personas, en vidas humanas. El cambio climático presenta una dualidad: los humanos somos al mismo tiempo protagonistas y víctimas. Este artículo pretende centrarse en las personas que se convierten en refugiados climáticos o “climigrantes” (Yusuf, 2010) a través de la consideración de sus problemas.

No existe consenso ni siquiera en el nombre de este tipo de desplazados, pese a que los sistemas tienden a catalogarlo todo. La principal referencia legal sobre este particular, la Convención para el estatuto de los refugiados (1951), los define  como aquella persona que “por un temor fundado o la persecución por razones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un particular grupo social u opinión política, está fuera de su país nacional y es incapaz o, por ese temor, no se vale de la protección de ese país; o quien, no teniendo una nacionalidad y estando fuera del país de su anterior residencia habitual, como consecuencia de ese temor es incapaz de regresar allí”.

Seguir leyendo en Agorarsc.org

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *