Más de 150 países firman hoy el Acuerdo de París contra el Cambio Climático

Hoy, 22 de abril, un número récord de países firmarán el Acuerdo de París sobre cambio climático, en una ceremonia de alto nivel en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.  Nunca antes un acuerdo internacional había despertado esa disposición de tal número de países (155 han indicado su intención de asistir) para firmarlo en el primer día. El elevado número de firmantes marcará un hito en la historia de la legislación internacional, ya que hasta ahora el récord de mayor número de firmas en su primer día de puesta a disposición lo marcó la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, firmada en Bahía Montego (Jamaica) en 1982.

La firma del Acuerdo de esta semana es solo el primer paso. Al menos 55 países, que cubren el 55 por ciento de las emisiones globales, necesitan ratificarlo a nivel nacional, para que pueda entrar en vigor. Desde el momento de la firma, los países tendrán un año para ratificar el acuerdo. En Nueva York, algunos países anunciarán un proceso rápido para ello.

La firma del Acuerdo de esta semana es solo el primer paso. Al menos 55 países, que cubren el 55 por ciento de las emisiones globales, necesitan ratificarlo a nivel nacional

El acto estará presidido por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y contará con la participación destacada de la presidenta de la COP21 y ministra de Ecología de Francia, Ségolène Royal, y la Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres.

La ONU ha publicado el orden del día de la ceremonia y la lista de países que han anunciado su presencia en el acto, así como su intención de firmar. Si se mantiene el protocolo del orden alfabético (en inglés) tras la firma de los representantes de organismos internacionales, el primer delegado en firmar el Acuerdo de París será Afganistán. En esta lista alfabética, España (Spain) ocupa la posición número 129. Por parte de España firmará la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, quien encabezará la delegación española que acudirá a esta ceremonia de alto nivel, en la que estará también la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

Entre tanto, el Acuerdo incluye un cambio de estatus de los planes climáticos previstos nacionales que casi todos los países enviaron a Naciones Unidas antes de la conferencia de París. Las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional (INCD, por sus siglas en inglés) detallan la contribución prevista por cada país para reducir las emisiones globales. Las Partes del Acuerdo deben comunicar sus primeras contribuciones determinadas a nivel nacional antes de depositar sus respectivos instrumentos de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión. El primer país en hacerlo fue Papúa Nueva Guinea, a finales de marzo, y despés lo han hecho la República de Nauru (un estado de Micronesia), Panamá y Belize.

Los compromisos a 2025 o 2030 que los países han remitido hasta el momento a Naciones Unidas no son suficientes para poner al mundo en la senda para que la temperatura del planeta no aumente más de 2ºC con respecto al nivel preindustrial. Para ello, cerca de 170 países responsables del 95% de las emisiones han remitido a Naciones Unidas sus compromisos de reducción de emisiones a 2025 o 2030. Estos compromisos se incorporarán ahora al Acuerdo de París y supondrán una primera fase de cumplimiento del mismo. Sin embargo, esas contribuciones no son suficientes y nos abocarían a un incremento de la temperatura de 2,7ºC a final de siglo.

Cerca de 170 países responsables del 95% de las emisiones han remitido a Naciones Unidas sus compromisos de reducción de emisiones a 2025 o 2030

Entre los grandes emisores, Estados Unidos se ha comprometido a reducir sus emisiones entre un 26-28% en 2025 respecto a 2005; China a poner pico a sus emisiones antes de 2030 y a recortarlas para ese año al menos un 60% por unidad del PIB con respecto al nivel de 2005; la UE se ha comprometido a reducir las emisones al menos un 40% en 2030 sobre 1990, e India a reducir la intensidad de las emisiones por unidad de PIB entre un 33 % y 35% con respecto a las de 2005.

Aunque el reparto de la carga de la UE aún no está dividido por países, las negociaciones comenzarán en julio en el seno de la Comisión Europea. Desde la Oficina Española de Cambio Climático estiman que nuestro país tendrá que asumir un esfuerzo que supondrá triplicar el que ya tenemos para 2013-2020, que es reducir un 10% sobre 2005, y ahora podría ser de entre un 25-30% , aunque es algo que hay que negociar teniendo en cuenta todos los factores, de PIB, de emisiones por habitante, el tipo de economía, el coste beneficio derivado de cada una de las circunstancias de los 28 Estados miembros…

Aunque es bueno tener un acuerdo climático mundial, no hay tiempo que perder. Se necesita más, y con urgencia

Samantha Smith, líder de la iniciativa global de clima y energía de WWF, dijo: «Aunque es bueno tener un acuerdo climático mundial, no hay tiempo que perder. Se necesita más, y con urgencia. El planeta acaba de sufrir los once meses más cálidos de la historia. Es necesario actuar de forma muy rápida si queremos tener alguna posibilidad de permanecer por debajo de los 1,5ºC, el límite peligroso para la naturaleza y para las personas más vulnerables de todo el mundo».

Lee la información completa en ABC

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *