El mapa que revela cómo millones de niños están expuestos a altos niveles de contaminación

la contaminación del aire un problema que afecta a los más pequeños

Casi uno de cada siete niños -un total de 300 millones- vive en zonas de extrema contaminación atmosférica según un informe de UNICEF. Eso significa que están respirando aire que excede al menos por seis los límites internacionales.

la contaminación del aire un problema que afecta a los más pequeños
Fuente UNICEF

Este mapa muestra quién se lleva la peor parte. UNICEF utilizó imágenes satélites para mostrar, por primera vez, cuántos niños están expuestos a la contaminación al aire libre y dónde viven. Las zonas más oscuras indican los lugares donde se cree que la calidad del aire exterior es pobre. Las causas más comunes: las emisiones del coche y la quema de basura.

Los más afectados son los niños que ya están en clara desventaja. A escala mundial, la contaminación atmosférica afecta más a los niños de los países de con ingresos bajos y medios.

Contaminación interior y exterior

Los niños de todo el mundo no sólo están expuestos a la contaminación al aire libre, sino también a la contaminación que se da en el interior de las casas. Quemar carbón o madera para cocinar y calentar en hogares mal ventilados les expone a vapores tóxicos. Esto es más común en las zonas rurales de bajos ingresos, debido a la falta de acceso a otras formas de energía. Un poco más del 80% de los hogares rurales en la India utilizan combustible de biomasa porque es relativamente barato y fácilmente disponible.

En las zonas urbanas la contaminación del aire es mayor debido a las fábricas y a la actividad industrial.

Cómo la contaminación del aire perjudica la salud de los niños

Se sabe que el aire tóxico provoca muchos problemas de salud. En conjunto, la contaminación atmosférica en el exterior y en el interior está directamente relacionada con la neumonía y otras enfermedades respiratorias, que representan casi una de cada 10 muertes de menores de cinco años, haciendo de la contaminación atmosférica uno de los principales peligros para la salud de los niños. «Los niños respiran dos veces más rápido que los adultos y toman más aire en relación con su peso corporal. Sus vías respiratorias son más permeables y, por lo tanto, más vulnerables. Su sistema inmunológico es más débil. Sus cerebros todavía están en desarrollo «, explica el informe.

«Todos debemos trabajar para cumplir con las directrices mundiales de calidad del aire para mejorar la seguridad y el bienestar de los niños. Para lograr esto, necesitamos reducir la combustión de combustibles fósiles e invertir en eficiencia energética y fuentes de energía renovables «, concluye.

Fuente: World Economic Forum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *