Los habitantes de una pequeña isla obligados a abandonarla por el Cambio Climático

El Gobierno de Estados Unidos aprobó una partida de su presupuesto, 42 millones de euros, para la adaptación al cambio climático. Pero esta vez no se trata de algo abstracto, ni de modelos, ni siquiera de estudios, esta vez se trata de algo muy concreto: los habitantes de una pequeña isla de la costa de Luisiana tienen que ser reubicados porque ya no pueden seguir viviendo allí.

Los habitantes de la isla Jean Charles, serán los primeros refugiados climáticos del país

Se trata de la isla de Jean Charles, en el golfo de México. Un territorio que desde 1955 ha perdido el 98 % de su superficie y cuyos sesenta habitantes serán los primeros refugiados climáticos del país.

El departamento de Vivienda y Urbanismo del Gobierno de Obama reconoce que podrían haber adoptado algunas soluciones temporales como la construcción de diques; pero la inversión hubiera sido mucho mayor porque el mar seguirá comiéndose la tierra, cada vez más rápido. Y las reparaciones hubieran debido ser cada vez más frecuente.

Por eso se decidió por la reubicación. Porque además será una prueba para las que están por venir, tanto en EE. UU. como en muchos otros países costeros del mundo.

La ONU considera que en el año 2050 entre 50 y 200 millones de personas serán «desplazados climáticos»

La ONU considera que en el año 2050 entre 50 y 200 millones de personas serán «desplazados climáticos», personas que deberán dejar el lugar en el que vivan porque este ya no será habitable. Y tanto la ONU como las organizaciones que se ocupan del cambio climático esperan aprender del caso de la Isla de Jean Charles.

Las sesenta personas que viven allí son indios americanos cuyos antepasados, pertenecientes a dos tribus diferentes, han habitado la isla desde hace cientos de años. No todos están conformes con la idea de tener que dejar su isla. «Vamos a perder todo nuestro patrimonio, toda nuestra cultura», declaraba al diario The New York Times Albert Naquin, jefe de la tribu Biloxi-Chitimacha-Choctaw. Uno de los principales obstáculos es que en la isla existe un cementerio y los isleños se resisten a que sea tragado por las aguas.

Todavía no se ha decidido a qué zona continental serán llevados los habitantes de Jean Charles

La decisión de a qué zona continental serán llevados los habitantes de Jean Charles no se ha tomado todavía. Como es el primer caso y ellos son pocos, las autoridades esperan diseñar un plan que se ajuste a sus necesidades y pueda ser seguido después por otras zonas en las que, ya lo asumen, ocurrirá lo mismo.

Lee la información completa en La Voz de Galicia

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *