La próxima cita sobre cambio climático se centrará en apoyar a los países más vulnerables

En el acuerdo de París, cerca de 200 países, tanto desarrollados como en desarrollo, se comprometieron a transitar de manera conjunta hacia una economía baja en carbono.

El encuentro será en Marruecos y tendrá la responsabilidad de poner en marcha el Acuerdo de París, en especial lo referido a los mecanismos de apoyo para los países más vulnerables que soportan los efectos de sequías e inundaciones.

«El acuerdo de París constituye una hoja de ruta que traza el camino, con objetivos precisos y con un dispositivo financiero que plantea el objetivo de crear un fondo verde con 100 mil millones de dólares de aquí a 2020», declaró Driss El Yazami, integrante del Comité Organizador de la COP22 que se realizará en la ciudad de Marrakech, entre el 7 y 18 de noviembre. El Yazami calificó al Acuerdo de París, alcanzado el diciembre pasado, como «un gran paso, después de 20 años de fracaso».

El Acuerdo de París sólo entrará en vigor cuando la hayan ratificado al menos 55 de las partes involucradas, que sumen en total el 55% de las emisiones globales. El Yazami viajó esta semana a Buenos Aires y en su carácter también de presidente del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de Marruecos se reunió con el secretario del área, Claudio Avruj, quien tiene a su cargo la organización del III Foro Mundial de Derechos Humanos, previsto para mayo de 2017 en Argentina. «La Conferencia sobre Cambio Climático de Marruecos es para nosotros el principio de la implementación de estos acuerdos alcanzados en París», dijo el funcionario, y enumeró entre las prioridades el tema de la financiación, «es decir cómo este fondo verde va a funcionar, cómo se va a juntar y cómo se va a ser distribuir». «La segunda prioridad es la adaptación, es decir cómo poner en marcha los planes de adaptación país por país, y la tercera es la transferencia de la tecnología, no solo del norte hacia el sur sino también sur-sur», indicó. Explicó que la cuarta prioridad es «el refuerzo de la capacitación. Y por eso nosotros creemos que en materia de capacitación es necesario crear centros regionales porque un país del sur por si solo no puede capacitarse sin la ayuda de la región entera», acotó.

No es suficiente tener un acuerdo, su fuerza está en su operatividad y el nivel de compromiso de los países firmantes

Añadió además que «Uno de los objetivos apunta a involucrar a las naciones, a las provincias y a los municipios en este proceso de apropiación de la lucha contra los cambios climáticos, porque esta lucha es un asunto que exige que se involucren las poblaciones, cambiando formas de comportamiento relativas al consumo y a la utilización del agua». «En la cumbre de París hemos fijado los objetivos, hay que saber que camino hay que recorrer para llegar a ellos», señalo El Yazami. Sobre la próxima cumbre de Marrakech, la ministra marroquí de Medio Ambiente, Hakima Haiti, dijo en su momento en declaraciones a agencias internacionales que «se centrará en el estudio de los mecanismos de apoyo de los países más vulnerables». «No es suficiente tener un acuerdo, su fuerza está en su operatividad y el nivel de compromiso de los países firmantes», subrayó Haiti quien insistió en que la elevación del nivel de los océanos o los extraños fenómenos naturales «dependen de los países industriales».

Lee la información completa en Diario Uno

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *