IV Foro -Migraciones Climáticas

Un marco jurídico propio para los desplazados (¿refugiados?) climáticos

Víctor Viñuales, Sergio de Otto, Florent Marcellesi, Samuel Martín-Sosa, Cecilia Carballo, María Jesús Herrera, Sara Casas Osorio, Beatriz Irene Felipe, Maite Martín Crespo¿Hablamos de refugiados o de desplazados climáticos? ¿Antes de 2050 serán 250 millones o 1.000 millones los que se van a ver afectados por esta consecuencia del calentamiento global? ¿Es necesario un marco jurídico propio para protegerlos? La Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), ha celebrado su IV Foro sobre Cambio Climático y Pobreza en el que el debate ha girado en torno a las “Migraciones Climáticas”. El objetivo del encuentro, al igual que en los anteriores foros, ha sido realizar un diagnóstico de la situación y buscar respuestas a las preguntas planteadas. Los participantes se han mostrado de acuerdo en que las Migraciones Climáticas son una cruda realidad ante la que debemos tomar medidas si queremos reducir sus efectos por lo que la adaptación y mitigación han sido las herramientas más destacadas por los expertos, junto a la urgencia y la necesidad de crear un marco jurídico de protección y reconocimiento de este tipo de desplazamientos.

El foro fue moderado por Víctor Viñuales, Director Ejecutivo de ECODES, y en el debate participaron expertos ambientales, en cooperación y en pobreza y energía como: Florent Marcellesi, Portavoz de Equo en el Parlamento Europeo, Samuel Martín-Sosa, Responsable de Internacional en Ecologistas en Acción, Cecilia Carballo de la Riva, Vicepresidenta de Alianza por la Solidaridad, Maite Martin-Crespo Muro, Jefa del Área de Medioambiente y Cambio Climático de AECID, Sara Casas Osorio, Referente de Medio Ambiente de Cruz Roja, Beatriz Irene Felipe, Investigadora pre-doctoral en CEDAT, María Jesús Herrera, Jefa de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones – IOM y Luis Miguel Domínguez, Director del Gabinete de Historia Natural.

Los participantes coincidieron en señalar las zonas de Asia, Oriente Medio, África Subsahariana y Pacífico como las más afectadas. No hubo consenso, sin embargo, a la hora de hablar de cifras. Florent Marcellesi, Portavoz de Equo en el Parlamento Europeo, indicó que “si hablamos de refugiados sabemos que las variaciones climáticas son la primera razón de migraciones a nivel internacional”, aportando una cifra de 30 millones de personas según Naciones Unidas. Y añadió: “si no hacemos nada, en los próximo 50 años habrá 250 millones o 1.000 millones según otras estimaciones”.

Beatriz Irene Felipe, Investigadora pre-doctoral en CEDAT, destacó los datos aportados por el Norwegian Refugee Council que hablan de 166 millones de desplazamientos entre 2008 y 2013. “Se trata de una cifra alarmista pero no llega a los 250 millones”, señaló. María Jesús Herrera, por su parte, indicó que desde la OIM se usan los datos de proyección con mucha cautela. “Entre 2008 y 2014, la cifra gira en torno a los 100 millones. En el 2014, ha habido 19 millones de personas desplazadas por catástrofes naturales, sin contar los desplazados por degradación ambiental”, dijo.

A la hora de hablar del problema y de la situación actual, Samuel Martín Sosa, Responsable de Internacional en Ecologistas en Acción, señaló el carácter atemporal de este tipo de migraciones, ya que, al contrario de las causas políticas, no hay un lugar al que volver a corto plazo y que el origen del problema no es el país en sí ya que “proviene de los países del norte y centrales, afectando a los periféricos”. Además, Samuel subrayó que “se trata de un problema global y ningún país está a salvo del conflicto”. Cecilia Carballo, Vicepresidenta de Alianza por la Solidaridad, puso el acento sobre la vulnerabilidad de las poblaciones rurales como agravante que fomenta los desplazamientos internos: “para nosotros, vulnerabilidad y pobreza siempre van a conllevar estos tipos de movilidad humana”.

¿Cómo podemos hacer frente al reto que nos plantean las migraciones climáticas?

Este fue el interrogante central del debate. Asumida la existencia de este tipo de desplazamientos, así como la responsabilidad y obligación moral de atenderlos, las principales herramientas para paliar sus efectos que destacaron los expertos fueron la mitigación, la adaptación, la cooperación y la creación de un marco jurídico que ampare a los desplazados climáticos.

Florent Marcellesi señaló que “si ya hay migraciones climáticas es necesario un marco jurídico que reconozca a los migrantes y refugiados climáticos. Tenemos que aprender a acoger a estos desplazados, con estructuras que permitan su integración”. Cecilia Carballo indicó que “con independencia de la forma, es necesario avanzar y aumentar la protección jurídica hacia estas personas ya que cada vez hay más movimiento vinculado a cuestiones de deterioro ambiental o de Cambio Climático”.

Samuel Martín-Sosa destacó la adaptación, con cobertura legal y mitigación, para evolucionar hacia el desarrollo sostenible, como medida clave para hacer frente a las Migraciones Climáticas. Marcellesi coincidió con esta idea, subrayando que “lo ideal sería que las personas no tuvieran que migrar, pero para ello, hay que prevenir la migración forzada de esas personas, luchando contra el Cambio Climático con mitigación y adaptación”, recalcó.

Maite Martín Crespo, Jefa del Área de Medioambiente y Cambio Climático de AECID, remarcó la importancia de “utilizar todo lo que tenemos y lo que estamos haciendo y aprovecharlo porque se están moviendo muchas cosas, pero hay mucho desconocimiento”, dijo.

El foro contó con la visión humanitaria de Cruz Roja España, de la mano de Sara Casas Osorio, Referente de Medio Ambiente de la organización, quién insistió en la importancia de trabajar para hacer poblaciones fuertes, resilientes y capaces de responder por sí mismas ante factores como el Cambio Climático. “El Cambio Climático se debe abordar con estrategias de gobernanza, pero sin olvidar la protección de las víctimas. Esta protección no debe darse solo cuando se produce el desplazamiento, sino que hay que prevenir y fortalecer las capacidades de las poblaciones”, manifestó. María Jesús Herrera expresó la opinión de la OIM, basada en la necesidad de que las medidas tomadas sean coherentes y consistentes, ya que, de lo contrario, la sostenibilidad será nula.

Víctor Viñuales, Director Ejecutivo de ECODES, destacó que “si el tema no está en la agenda, no habrá presupuesto, ni leyes, ni cultura y por tanto tenemos la obligación de visibilizarlo”. En ese sentido, Luis Miguel Domínguez, Director del Gabinete de Historia Natural, señaló que una herramienta clave es la televisión pública: “hay que reconquistar la televisión pública e incorporar estos temas en la agenda”, dijo. Subrayó la importancia y el papel de los medios que deben interesarse por la cuestión ambiental. “Los grandes periódicos tienen que incluir la ecología, el Cambio Climático en el prime time”, concluyó, utilizando así el título del primer Foro de esta campaña.

 


Resumen

¿Cuál es la situación actual de los refugiados climáticos?

¿Estamos preparados para afrontar el desplazamiento de grandes flujos de población?

¿Qué medidas son necesarias para afrontar este reto?