cab-foros

I Foro – ¿Para cuándo el cambio climático en prime time?

El cambio climático solo ocupa un 0,19% del espacio en los medios de comunicación

Noticia foroLa Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) ha celebrado, dentro del marco de la campaña El cambio climático nos hace pobres, el I Foro sobre Cambio Climático y Pobreza titulado “¿Para cuándo el cambio climático en prime time?”.

El Foro, que tuvo lugar en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, reunió a comunicadores y expertos climatólogos que debatieron sobre qué necesitan los medios para dar un mejor tratamiento informativo al cambio climático, uno de los mayores desafíos que tiene la humanidad en este momento. Un dato muy significativo es que las informaciones relativas al cambio climático solo ocupan el 0,19% del espacio de los medios de comunicación según un estudio que se comentó en el debate.

“Los expertos deben intentar ofrecer más información sobre las causas y soluciones, así como sobre aspectos ético y sociales”, apuntó Francisco Heras, Coordinador del Centro Nacional de Educación Ambiental. Samuel Martín-Sosa, responsable de Internacional de Ecologistas en Acción señaló la importancia de “hacer un correlato entre el discurso ambiental y el económico”.

Es evidente que los medios tienen un papel determinante al hablar de cambio climático ya que, en palabras de Francisco Heras, la manera en que tratan el tema condiciona decisivamente la manera en que la ciudadanía representa el tema y cómo reacciona ante él.

Además de Víctor Viñuales y la directora de Conversaciones de ECODES, Cristina Monge, participaron periodistas y expertos en comunicación como Catalina Arévalo, periodista de cambio climático en la Agencia Efe; Antonio Calvo, presidente de la Asociación Española de la Comunicación Científica, AECC; Clara Navío, presidenta de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, APIA; José Luis Piñuel, catedrático en la Facultad de Comunicación de la Universidad Complutense; Javier Rico, periodista freelance especializado en medio ambiente; Gemma Teso, profesora de Procesos y Medios de Comunicación en la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid; Emilio de las Heras, autor del blog “Cambio climático y economía” y Sergio de Otto, director de SdeO Comunicación.
Por parte de organizaciones ecologistas participaron Raquel García, técnica de Energía de WWF; Samuel Martín-Sosa, responsable de internacional en Ecologistas en Acción y Héctor de Prado, responsable de cambio climático y energía en Amigos de la Tierra. Además, estuvieron presentes expertos como Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET; Francisco Heras, coordinador del Área de Educación y Cooperación en el Centro Nacional de Educación Ambiental, CENEAM; Emilia Lopera, investigadora en la Unidad de Investigación en Cultura Científica del CIEMAT; Carmelo Marcén, profesor y articulista especialista en educación ambiental y Fernando Prieto, doctor en Ecología, coordinador en el Observatorio de la Sostenibilidad y colaborador del Círculo 3E de Economía, Ecología y Energía de Podemos.Todos los participantes en el Foro se mostraron de acuerdo en lo difícil que era comunicar el cambio climático, tanto para llamar a la acción como a la hora de conseguir un espacio en los medios de comunicación.

Cómo mover a la acción

En cuanto al primer punto, Cristina Monge especificó que las informaciones para poder llamar a la acción debían hacerse más que nunca desde perspectivas multidisciplinares. Algo en lo que también se mostró de acuerdo José Luis Piñuel quien añadió que es necesario un tratamiento transversal. A su juicio, los medios de comunicación tienen que reflejar no solo las soluciones, sino respuestas más concretas y ejemplos reales.

Emilia Lopera también  propuso una comunicación más centrada en las soluciones. De acuerdo con los resultados del trabajo de investigación “La comunicación social de la ciencia del clima en la prensa española” explicó que “3 de cada 4 piezas informativas analizadas, es decir, un 75%, destacaban las consecuencias del fenómeno mientras que solo aproximadamente el 10% se ocupaba de las causas o, lo más importante, de las soluciones”, recalcó.

Samuel Martín-Sosa opinó que es necesario “poner las emociones basadas en la ciencia encima de la mesa cuando contamos el cambio climático”. Un punto de vista que suscribió Sergio de Otto quien añadió que “ante la gravedad del cambio climático, los medios además de informar pueden dar un paso más y llamar a la acción. No se puede ser frío ante una información de esa transcendencia”.

Raquel García apuntó la necesidad de dar mensajes positivos. En esta línea, Catalina Arévalo hizo notar que “la gente no quiere oír hablar de cosas que ve irreparables” por lo que “es importante señalar el camino a seguir y aportar soluciones”.

Carmelo Marcén se preguntó por qué cuando el cambio climático ha estado en prime time “no ha producido el efecto que debería haber producido. A su juicio, se debe a la dificultad para prever el futuro, a que no hay una cultura del riesgo, a que ni gobernantes ni gobernados se lo creen y a que al no haber liderazgo en torno a él “las responsabilidades están excesivamente dispersas”.

Para Emilio de las Heras el cambio climático no está en prime time “porque solo interesa cuando hay un escándalo” o una noticia como el viaje del Papa a Estados Unidos. Son estas ocasiones las que hay que aprovechar para hablar de él, explicó.

 

Lograr más atención en los medios

Precisamente respecto a conseguir un espacio en los medios de comunicación que recoja las informaciones sobre cambio climático, las opiniones fueron más dispares en cuanto a que no es lo mismo, como recalcó Clara Navío, tratar este tema desde el punto de vista del periodista que desde el punto de vista del medio de comunicación como empresa. La presidenta de APIA afirmó que “si hay información sobre cambio climático es por el empuje de los profesionales de información ambiental”. Javier Rico añadió que el problema no es que no se hable de cambio climático: “A mi juicio se habla bastante pero se habla mal, cuando conviene y según agendas políticas”, indicó.

Tanto Gemma Teso como Catalina Arévalo coincidieron en que una de las claves es que se incluya la información sobre cambio climático como un contenido periódico. Teso añadió que “tiene que estar en prime time pero no solamente. A su juicio, es muy importante, por ejemplo, que el cambio climático entre en las tertulias porque una tertulia permite contextualizar más el problema, conectarlo con dimensiones sociales”.

 

La labor de los periodistas

Catalina Arévalo dijo que uno de los problemas es que las empresas no tienen suficientes medios para tener un periodista especializado. Clara Navío destacó que “falta especialización y conocimiento sobre todo en los responsables de decidir qué va en primera página”. Para Antonio Calvo está claro que se necesitan periodistas especializados pero no para movilizar. “Los periodistas no comunicamos para la acción, nuestro objetivo es informar y entretener. Lo que tenemos que hace es tener fuentes solventes”, señaló.

Ana Casals destacó que “lo bueno es que la información sobre la predicción del tiempo interesa y que los espacios dedicados a ello son amplios”, por lo que sugirió que deberían aprovecharse para difundir el cambio climático. Añadió que antes que contar lo que ha pasado a miles de kilómetros es mejor relatar lo que ocurre más cerca. “A lo mejor, son los ciudadanos los que empiezan a buscar soluciones y a pedirlas porque ven que el cambio climático lo sufren ya, aquí, ahora”, indicó.

Para Javier Rico las dos palabras que forman el término cambio climático se han institucionalizado y “no hay nada detrás”. Y por eso, apuntó, es necesario, cuando se trata el tema, hablar también de renovables, de eficiencia energética o de agricultura.

Por su parte, Francisco Heras indicó que hay que ofrecer “más información local y nacional, sobre causas y soluciones, sobre aspectos éticos y sociales y más referenciada temporalmente”. Para ello, según afirmó, los medios necesitan valentía, profesionales capacitados, fuentes relevantes e independencia.

IMG_7297

 

La independencia de los medios

La independencia a la que hizo alusión Francisco Heras ocupó gran parte del debate. Samuel Martín-Sosa dijo que “las noticias medioambientales son secundarias frente a una información más hegemónica que es dominante y esto se debe tanto a una falta de comprensión de la crisis ecológica en toda su dimensión como a una independencia limitada que a nadie se le escapa: los grandes intereses que tienen las empresas energéticas o las empresas automovilísticas en los medios de comunicación”.

En este sentido, Javier Rico aseguró que “la decisión estratégica de los medios de comunicación principalmente privados en España está dirigida al beneficio y la economía”. Además, afirmó, “hay presiones de las eléctricas, de las constructoras, de la gran distribución…” y explicó que “esa presión existe en los medios privados porque dependen de la publicidad”.

Por su parte, Héctor de Prado indicó que “el problema de raíz es la dependencia que tienen los medios del sistema financiero. Tienen dependencia con la publicidad, con el crédito y con la propiedad –por ejemplo, bancos que tienen acciones en medios de comunicación–. Por ello, falta la independencia de discurso debido a esa dependencia de los sistemas financieros. Los bancos y demás entidades consideran que el cambio climático es una amenaza para el progreso y que por eso no conviene hablar del tema”.

Para Antonio Calvo sin embargo “si un medio que tiene una deuda consigue vender muchos ejemplares informando todos los días a cinco columnas de cambio climático, no hay banco que le diga que no porque lo que quieren es que el periódico les pague”. Al respecto, Emilio de las Heras remarcó que “los bancos están desinvirtiendo en el sector fósil porque saben que esos activos van a valer cada vez menos” y subrayó que “son las energéticas las que hacen lobby”.

En esta línea, Sergio de Otto argumentó que “quizás no tanto los bancos, pero las empresas eléctricas sí que influyen en la información de los periódicos y usan mucho su dominio”.

La independencia de los medios de comunicación también fue citada por Fernando Prieto junto a las responsabilidades diferenciadas y las políticas “catastróficas” en la lucha contra el calentamiento y sus efectos.