El cambio climático y los conflictos militares agravan el déficit del agua

 

A pesar de los avances, al menos 663 millones de personas aún no tienen acceso al agua potable. La ONU advierte que el planeta podría sufrir un déficit del 40% en la disponibilidad de agua para 2030. Prevé además que en el futuro aproximadamente 1.800 millones de personas, de una población mundial superior a los 7.000 millones, vivirán en países o regiones con escasez de hídrica.

El cambio climático, desencadena sequías; y el hecho de que en los conflictos militares, se utiliza el agua como arma de guerra en varias zonas, son factores que agravan la crisis mundial del agua.

Tal y como informa Ips Noticias, el Grupo de Alto Nivel sobre Agua, anunciado conjuntamente por la ONU y el Banco Mundial, movilizará recursos financieros y reforzará las inversiones para incrementar el suministro de agua. El organismo será copresidido por los presidentes Ameenah Gurib, de Mauricio, y Enrique Peña Nieto, de México.

 

Los objetivos a cumplir para 2030

En la Cumbre para el Desarrollo Sostenible, que se llevó a cabo en septiembre de 2015, los Estados Miembros de la ONU aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incluye un conjunto de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático.

El objetivo de conseguir agua ‘gestionada de forma segura’ para cada persona del planeta en los próximos 15 años va a ser todo un reto

En declaraciones recogidas por Ips Noticias, Sanjay Wijesekera, director de Agua, Saneamiento e Higiene en el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), respondía lo siguiente con respecto a esos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): “A medida que ingresamos a la era de los ODS, no hay duda de que el objetivo de conseguir agua ‘gestionada de forma segura’ para cada persona del planeta en los próximos 15 años va a ser todo un reto. Lo que hemos aprendido de los Objetivos de Desarrollo del Milenio es que el agua no puede abordarse con éxito en forma aislada”. Agregó además que la potabilidad del agua está en riesgo todos los días debido a la falta de saneamiento, algo muy extendido en muchos países, especialmente en Asia meridional y África subsahariana. E indicó que, en la actualidad, se estima que casi 2.000 millones de personas beben agua que podría estar contaminada con materia fecal.

Se estima que casi 2.000 millones de personas beben agua que podría estar contaminada con materia fecal

Darcey O’Callaghan, de la organización Food and Water Watch, señala que para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible es necesaria la «viabilidad financiera» para proporcionar suficiente agua limpia y segura para todas las personas, «porque el agua es un derecho humano«. «No debemos extraer demasiada agua de las cuencas más allá de su recarga natural» y «no podemos permitir que las fuentes hídricas se sequen», comenta O’Callaghan.

No debemos extraer demasiada agua de las cuencas más allá de su recarga natural

Para que el agua tenga una tarifa accesible debe ser gestionada por una entidad pública y no una privada y con fines de lucro, recomendó la experta. Mal servicio, tarifas elevadas y calidad del agua degradada fueron algunas de las consecuencias cuando se permitió que las empresas controlaran el acceso al agua, algo que se conoce como “la privatización del agua”.

A pesar de los avances, al menos 663 millones de personas aún no tienen acceso al agua potable.

Lee más información en Mundiario

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *