Cómo afecta el cambio climático en la seguridad alimentaria

El cambio climático influye, desde hace años, en muchos de los aspectos de la vida cotidiana. Uno de los retos que plantea es saber identificar los riesgos para una mejor adaptación y mitigación de los efectos, sobre todo en el campo de la agricultura y la seguridad de los alimentos, dos de los sectores de mayor riesgo. Y es que los estudios no son nada alentadores; se estima que las consecuencias del cambio climático disminuirán de forma considerable la producción de cultivos en 2030, un descenso provocado sobre todo por el calor y la sequía. El artículo explica cuáles son los efectos del cambio climático sobre los alimentos en general y el agua en particular.

El cambio climático afecta tanto a la producción, transformación, distribución y consumo de alimentos, así como a la disponibilidad de alimentos seguros e inocuos. La calidad de estos parámetros disminuye cuando los sistemas alimentarios «se estresan». Las consecuencias en la seguridad de los alimentos son, por tanto, importantes.

Una de ellas es que favorece el traslado del área de distribución geográfica de los patógenos y acorta su periodo de incubación. En 2011, un estudio publicado en Environmental Health Perspective ya vaticinaba que el calentamiento del planeta tendría consecuencias en las infecciones transmitidas por los alimentos. Años más tarde, en 2015, y dentro del proyecto europeo Veg-i-Trade, expertos europeos confirmaban esa creencia y relacionaban los cambios de temperatura y de los patrones de precipitaciones con la contaminación de frutas y verduras.

Leer el artículo completo en Consumer.es

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *