Cinco cosas que el mundo debe saber acerca de los niños y el cambio climático

Los líderes mundiales tienen una oportunidad única este mes de diciembre, durante la 21ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), asegurar el primer acuerdo global vinculante para abordar el cambio climático. En este nuevo acuerdo se enmarcará el futuro de los niños de hoy y del planeta que heredarán, y UNICEF pide que se garantice que los niños y sus derechos estén en el centro.

Es fundamental que la comunidad internacional se comprometa a reducir drásticamente las emisiones contaminantes y la temperatura global. El acuerdo también implicará financiación y apoyo a comunidades desesperadas. Por encima de esto, los países deberán comprometerse a respetar y proteger los derechos humanos y de la infancia en cualquier acción relacionada con el cambio climático.

En el marco de la COP21, estas son las cinco cosas que el mundo debe saber acerca de cómo el cambio climático afecta a los niños en el mundo.

1. El cambio climático golpea más a los niños

Los niños, especialmente los más pobres, son desproporcionadamente vulnerables al cambio climático. Sufren sus efectos de formas diferentes y más profundas que la población general. Desde el acceso a agua y alimentos, salud y bienestar, educación y, muy a menudo, su propia supervivencia, los niños sufren el impacto de los desastres relacionados con el clima. Cuando una sequía destruye la cosecha de una familia, cuando una inundación lleva enfermedades mortales a sus comunidades, cuando un ciclón derriba sus hogares y escuelas, o cuando los niveles del mar infectan el agua que beben, son los niños los más afectados.

Leer la noticia completa en 20Minutos.es

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *