Carta abierta a quienes peinan canas: podéis frenar el cambio climático

En esta carta quiero hablaros de lo que está pasando y los debates electorales una y otra vez silencian: el cambio climático

Quienes peinan canas están en algún lugar de la tarde de la vida. En ese lugar cambia la mirada. Hay mucho camino recorrido, muchas enseñanzas recogidas, a golpe de éxitos y de fracasos. Aunque hoy es frecuente que todo ese conocimiento se desprecie, y se ignore que quienes peinan canas trajeron, con duro esfuerzo, muchas de las buenas cosas que hoy tiene este país.

En esta carta quiero hablaros de lo que está pasando y los debates electorales una y otra vez silencian: el cambio climático.

Nosotros trabajamos duro para dejar una mejor vida a nuestros hijos, a la generación siguiente, y eso es un motivo de orgullo. Pero también sabemos que en las últimas décadas el modelo económico, en el que hemos participado, se ha comido los recursos naturales que necesitan las generaciones que nos siguen. Con una mano les hemos labrado un futuro y con la otra se lo hemos quitado.

Los de la generación actual de las canas somos muy responsables del cambio climático y somos también la última generación que puede hacer algo significativo para menguarlo. Por razones de responsabilidad y por razones de oportunidad… nos toca a nosotros. Por el planeta… y por el futuro de nuestros propios hijos, sobrinos y nietos.

En las últimas décadas el modelo económico, en el que hemos participado, se ha comido los recursos naturales que necesitan las generaciones que siguen

Mi carta, compañeros y compañeras de tarde y de canas, es para llamaros a la acción. Para pediros expresamente que abandonéis el lamento, tan frecuente en estos años, y actuéis: prometiendo a vuestros hijos, sobrinos y nietos que vais a realizar cambios concretos en vuestra vida para reducir vuestras emisiones de carbono (visitad para ello: www.teloprometo.org). Por supuesto, ellos también tienen que actuar. No es fácil cambiar hábitos, pero vosotros habéis hecho cosas mucho más complicadas en vuestra vida.

Si además queréis convertiros en voces por el clima, personas que actúan y que animan a otras al cambio, visitadhttp://www.unmillonporelclima.es/voces-porelclima.

Como seguramente habréis adivinado, yo también peino canas y he contemplado con indignación el ninguneo creciente de las canas en los últimos tiempos. Sin embargo, nuestra fundación, www.ecodes.org, que tiene como misión buscar cómplices para construir una nueva economía, más verde, más inclusiva y más responsable, tiene la convicción de que las personas que viven la tarde de la vida, las que peinan canas, son cómplices fundamentales en la construcción de esa nueva economía. Vuestra posición y vuestra mirada son imprescindibles. Por eso os escribimos.

¡Con afecto, complicidad y esperanza!

Víctor Viñuales. Director ejecutivo de ECODES  

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *