El calentamiento global favorece el terrorismo

El think-tank alemán Adelphi habla de la relación entre el cambio climático y el terrorismo

Según un informe divulgado la semana pasada en Alemania, el impacto del cambio climático contribuye a la aparición y crecimiento de grupos terroristas como Boko Haram y el Estado Islámico.

Elaborado por el think-tank alemán Adelphi, el estudio de Insurrección, Terrorismo y Crimen Organizado, en un Mundo en Calefacción la conclusión de que los cambios del clima se multiplican y interactúan con amenazasriesgos y presiones existentes, como la escasez de recursos, el crecimiento de la población y la urbanización.

Lukas Rüttinger, autor del informe, la conjugación de estos factores conduce a la fragilidad y los conflictos violentos en los cuales estos grupos pueden prosperar.

Cada vez son más los grupos terroristas están usando los recursos naturales – como el agua – como arma de guerra, controlando el acceso a ellos y agravando la escasez.

Cuanto más escasos los recursos se convierten en, el mayor poder es dado a quien los controla, especialmente en regiones en donde las personas dependen particularmente de los recursos naturales para su subsistencia.

Por ejemplo, en la región del Lago Chad, el cambio climático contribuyen a la escasez de recursos que aumentan la competencia por la tierra y el agua. Esta competencia, a su vez, alimenta tensiones sociales y hasta conflictos violentos.

Al mismo tiempo, esa escasez de recursos provoca una erosión de los medios de subsistencia de muchas personas, agravando la pobreza y el desempleo y llevando al desplazamiento de las poblaciones. Grupos terroristas como Boko Haram ganan poder en este ambiente frágil.

A medida que el cambio climático van afectando la seguridad alimentaria y la disponibilidad de agua y de la tierra, las las personas se vuelven más vulnerables no sólo a los impactos negativos del clima sino también al reclutamiento por parte de grupos terroristas que ofrecen los medios de subsistencia y los incentivos económicos alternativos.

Las áreas ya vulnerables pueden ser colocadas en un ciclo vicioso, que hace más fácil la acción del terrorismo, que, a su vez, conduce a la aparición de estos grupos, con consecuencias para todos”, resume Rüttinger.

Carencias del Estado

a veces, los grupos terroristas tratan de llenar los vacíos que deja el Estado, prestación de servicios básicos para ganar el apoyo de la población local. A medida que el impacto del clima se agrava, algunos Estados tendrán que luchar cada vez más para conseguir la prestación de servicios y mantener su legitimidad.

Este informe coincide con la amenaza del hambre, de la sequía y la guerra sobre millones de personas en la región del Lago Chad, en África.

“Una perspectiva más amplia que ayudará a enfrentar mejor las causas de la aparición y el crecimiento de los grupos armados no estatales”, dijo Rüttinger.

El 31 de marzo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución sobre la región donde el Boko Haram actúa, en la cual se destaca la preocupación por la interacción de los factores que llevan a la crisis y se pide una mejor colaboración entre los miembros de las Naciones Unidas para hacer frente a la situación.

La resolución, que también pide al Secretario General de la ONU, António Guterres, que emita un informe sobre la crisis, surge después de que los embajadores del Consejo de Seguridad de haber visitado recientemente la región.

Fuente: Pueblo y Sociedad Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *